Canal de noticias del portal eDUCO+

Autor: Victor Salinero. Coach.

En el año 2018, el indicador de esperanza de vida media de los españoles se situó en 82.8 años, la cuarta más alta del mundo tras Japón, Suiza y Singapur. Un estudio elaborado por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) DE Washington predice que para el año 2040, España será el país más longevo del mundo, generándose una serie de repercusiones negativas a nivel sanitario. Para ese mismo año, un estudio elaborado por World Economic Forum estima que el gasto sanitario podría alcanzar el 20.4% del PIB nacional.

Existe otro indicador importante conocido como “esperanza de vida saludable”, que viene a representar a los años de vida que un individuo disfruta con una buena salud. Actualmente, este valor se sitúa en torno a los 72,4 años, encontrándose por tanto una diferencia de 10 años con respecto al indicador de esperanza de vida.

El objetivo para todos los profesionales de la salud debe centrarse en reducir la diferencia entre ambos indicadores, permitiendo de esa forma aliviar los costes y la sostenibilidad del sistema sanitario. La adopción de un estilo de vida saludable desde edades tempranas constituye un pilar muy sólido y un factor preventivo determinante en la aparición de algunas patologías y en la mejora de la calidad de vida de las personas. La dieta mediterránea, por sus efectos antioxidante y antiinflamatorio, nos protegerá frente a problemas cardiovasculares, diabetes de tipo II, obesidad, patologías mentales como la depresión, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y algunos tipos de cáncer. Además, reduce la inflamación y el estrés oxidativo.

Debemos recomendar a nuestros pacientes el seguimiento de esta dieta, caracterizada por un consumo abundante de vegetales, frutas, aceite de oliva o frutos secos; moderado en pescado, aves de corral, legumbres, cereales integrales, vino tinto y productos lácteos; y reducida en carnes rojas o procesadas, dulces y grasas trans.

Como profesionales de la salud, debemos motivar, enseñar y concienciar a nuestros pacientes del impacto que sus decisiones de hoy, tendrán en su salud de mañana.

0 comentarios